martes, 28 de junio de 2016

El cuestionado sentimiento nacionalista de los colombianos; Jugadores colombianos y sus historias de superación.







Los colombianos tienen una particular idea de sentir el nacionalismo, el colombiano común tiene una característica especial en cuanto a este sentimiento se refiere y es que solo sale a flote cuando juega la selección o cuando algún compatriota gana algo internacionalmente.

El último torneo de copa américa que conmemoraba los cien años de fundación de la misma, produjo un sentimiento nacionalista no solo en Colombia, sino en toda la región sur del continente americano.

Pero en Colombia despertó un sentimiento colombianogaucho pues, con la derrota de Argentina en la final frente a Chile, recordemos que argentina contaba con la presencia del mejor jugador del mundo en el presente Lionel Andrés Messi Cuccittini, Jugador que se formó inicialmente en el Newell’s Old Boys de argentina pero a los doce años se trasladó a España donde El Barcelona futbol club se hizo a sus derechos deportivos equipo donde juega hasta la actualidad.

El jugador en mención de descendencia argentina ha sido muy criticado en su país, porque según muchos aficionados no se saben el himno de su país, recordemos que en Colombia Shakira fue criticada porque se le olvido la letra o mejor le cambio la letra al himno de Colombia y se le vino Colombia encima.

Este jugador sin lugar a duda tiene una gran historia de superación personal, es un gran ser humano, es un gran profesional pero para idolatrarlo al punto de ponerlos por encima de nuestros héroes y eso despertó en los colombianos un apoyo exagerado, decir que nació un sentimiento colombo-argentino sería un insulto para la palabra nacionalista, resulta que despertó el sentimiento messista y han resaltado y exaltando sus cualidades como futbolista y como ídolo más allá de lo normal, porque para nadie es un secreto que el susodicho es un astro del fútbol.

Lo triste es que el colombiano se les olvida que en su país tiene sus propios héroes con historias de superación como son:

Teófilo Gutiérrez quien nació en un barrio pobre de  Barranquilla (La chinita) donde las oportunidades para salir de adelante eran muy escasas. Teo pateaba balones de segunda y andaba con la ropa vieja y rasgada todo el tiempo. Su padre fue quien le regalo su primer balón con mucho esfuerzo y quien le inculco el amor por el fútbol.

Debuto profesionalmente a los 21 años en el Junior de Barranquilla y de allí salto al Racing de Argentina en donde era un excelente jugador, pero luego de un altercado con un compañero donde Teo lo amenazó con una pistola de aire comprimido (su peor escándalo), fue expulsado.
Él reflexionó y el Junior nuevamente lo pidió justo a tiempo para el nacimiento de su hija. Nadie en Colombia creía en Gutiérrez se pensó que su carrera internacional acabaría allí. Sucedió el milagro y  fue convocado por Pekerman quien contra toda crítica de los “expertos” metió a Teo y él a su vez respondió con goles dejando a todos con la boca cerrada.

Carlos Bacca, quien antes de ser una celebridad era un pescador y nadie creía en él,  nació en Puerto Colombia, su niñez era caminar por las calles vendiendo pescado para poder ayudar con los gastos de la casa, posteriormente trabajaría como ayudante de bus, recolectando pasajes y cuando terminaba iba a los entrenamientos.

Bacca pasaba días sin desayunar ni almorzar vendiendo pescados pero sin perder su sueño de ser futbolista profesional. Luego llegó la recompensa, gracias a un contacto de parte de la familia de su novia, llegaría a jugar por Barranquilla FC, un equipo de la segunda división colombiana y de allí el resto es historia.

Juan Guillermo Cuadrado, El mediocampista colombiano nació en Necoclí, Antioquia un pueblo azotado por la violencia en Colombia por grupos de paramilitares y narcotraficantes eran el pan de cada día. Sus padres, siempre le decían que cada vez que escuchara tiros debía esconderse debajo de la cama.

Una vez más los disparos volvieron a sonar, pero esta vez iba a ser diferente. El sonido de las balas cesó, el pequeño salió de su escondite y corrió a la calle donde vio a su papá muerto, un conductor de camiones de bebidas gaseosas, víctima de un tiroteo.

Un día tuvo un accidente y se rompió el tendón de Aquiles y su mamá lo castigo quitándole sus botas de fútbol durante un mes. Él dice que ha sido el peor castigo de su vida.

Estos son los jugadores que no dejaron que la pobreza ni la guerra les robaran sus sueños y hoy día son los mejores de la selección Colombia.

Luis Fernando Muriel Caraballo ha sido una vida que en poco tiempo le ha permitido pasar de humilde vendedor de lotería a ser uno de los artilleros más eficaces de la Selección colombiana.

Muriel se las arreglaba para jugar fútbol, y todavía sin muchos fundamentos técnicos, era letal en el área. Los rumores sobre un delantero "en bruto" llegaron a oídos de los cazatalentos del Atlético Junior, el equipo de Barranquilla, que rápidamente lo engancharon a su disciplina
Sin embargo, la suerte no estuvo con él.

Por decisión técnica, Muriel fue apartado del equipo porque no rendía y, para colmo, resultó lesionado. Cuando se vio en la calle, se hizo la promesa de no volver a jugar al fútbol. Sin embargo, cuando la desazón lo carcomía, vino una mano amiga que lo llevó a las divisiones inferiores del Deportivo Cali, donde se recuperó y volvió por la senda del gol.

Referencia bibliográfica:

http://caracol.com.co/radio/2011/08/01/deportes/1312195440_524553.html

http://www.mundotkm.com/co/deportes/22608/las-3-historias-de-vida-mas-tragicas-detras-los-mejores-jugadores-de-la-seleccion