lunes, 21 de marzo de 2011

Pandillas Juveniles una realidad social indiscutible en Cartagena

Tomada del periodico la republica de peru en el art las padillas ahora también captan niños
Las pandillas juveniles tienen sus raíces tanto en la omisión, la crisis y la violencia intrafamiliar, y en el aspecto económico pobreza y desempleo.
Hoy día el problema de las pandillas en la ciudad de Cartagena es una realidad indiscutible que debemos aceptar y afrontar. El reto es para los dirigentes, los empresarios, los educadores, los líderes comunitarios, todos los sectores de la ciudad deben mostrar su compromiso con este cáncer que va creciendo poco a poco y que corroe a la Ciudad amurallada poco a poco.
El problema de pandilla dejo de ser un caso reflejado en la falda de la popa y sus barrios aledaños para esparcirse por toda la ciudad e inclusive en localidades que eran ajenas a este fenómeno o que tenían un brote mínimo de este en sus barrios.
La localidad No 3. Industrial y de la bahía, ha visto como este problema ha crecido con la poca intervención de las autoridades del distrito, que se han mostrado incapaces de solucionar o buscar soluciones a este fenómeno. Por el contrario, en las comunidades o barrios donde se presenta este fenómeno hay un rechazo total a las actividades juveniles por miedo a enfrentamiento en dichos eventos. Permitiendo de esta manera el ocio y el resentimiento de los jóvenes que buscan llamar la atención efectuando actos violentos más que todos los fines de semana.
Es hora que todos los sectores de la ciudad y en especial los dirigentes políticos propongan soluciones pertinentes para un desarrollo juvenil sano en toda la ciudad y de esta manera bajar las altos niveles de violencia en la ciudad. Esto se logra realizando o incentivando:
La práctica deportiva a través de campeonatos en barrios y construcción de parques deportivos, incentivando la cultura realizando concursos de baile, cantos, artes, entre otros. Promoviendo un programa educativo en los colegios (Públicos y privados) de la ciudad encaminadas al fortalecimiento de los valores, ayuda especializada (en compañía de las universidades con facultades de psicología en la ciudad) para detectar y prevenir casos de pandillaje.
Promover el trabajo comunitario juvenil y brindar incentivos a las grandes empresas, los grandes hoteles, las industrias, los medianos y pequeños empresarios para que contraten jóvenes pero antes capacitarlo para lo propio incluyendo en todas la instituciones pública y privadas el nivel técnico con énfasis en emprendimiento y de esta manera darle importancia a la ley 1014 de 26 de enero 2006 - De fomento a la cultura del emprendimiento


1 comentario:

Anónimo dijo...

este pequeño y brebe documental habla con propiedad... esto es una realidad de lo que se vive hoy en dia en esta ciudad.
pero todo lo que emos leido es este documental tiene un cambio el cual esta en nuestras manos. debemos aportar de nuestro gramito de arena para que se solucione esta dificultad...

!JUNTOS PODEMOS SOMOS UNA CIUDAD UN SOLO PUEBLO¡

ORGANICEMOS CONCURSOS DE BAILES,CANTOS Y DEPORTE Y MUCHO MAS

BAMOS CARTAGENA SI SE PUEDE.