domingo, 8 de enero de 2012

UN DILEMA, LA CIUDAD HEROICA

Cartagena de Indias, ciudad hermosa, linda e histórica, que maravilla al mundo con su repertorio de monumentos coloniales, que desplazan la imaginación de sus visitantes a un tiempo importante de la humanidad y que muchos quisieran corregir por las atroces y absurdas acciones que ocurrieron en ese entonces (El tiempo de la colonia).

Cartagena, una ciudad como muchas dividida en dos, una parte maquillada solo para visitantes y otra sumergida en la pobreza que no es digna de mostrar por sus mandatarios, en esta ciudad sucede algo curioso siempre que llega un visitante importante limpian la ciudad, la maquillan a tal punto que en esos días no tiene nada que envidiar a la ciudades más limpias del continente, se convierte por esos días en la ciudad más segura, aumentan los controles de seguridad, retenes y requisas.

Nuestra ciudad se ganaría el titulo de la heroica luego de soportar más de tres meses de intenso cerco, del "pacificador" Pablo Murillo, quien tenía la orden de recuperar esta importante plaza para la corona española.

Esta hermosa ciudad heroica no solo es linda por su paisaje colonial, ni por su historia y mucho menos por sus playas, es linda por la calidad de sus habitantes, lo amable y buena gente que somos, pero desgraciadamente nos encontramos viviendo en una ciudad con dos polos diferente que podemos llamar Cartagena y Cartanuestra, donde la Cartagena es la del centro, las murallas, la parte histórica y turística de la ciudad, bocagrande, manga, entre otros sectores, la Cartagena que se roba toda la atención a nivel nacional e internacional, cuando es escogida para realizar una cumbre, un congreso, un festival, o cuando los presidentes, políticos, diplomáticos y dirigentes de la región quieren distraer su mirada con la escusa de una cumbre o reunión. La Cartagena de estrato altos; la de extranjeros, la que atrae todas las inversiones, tanto del sector privado, como del público y el polo opuesto la Cartanuestra, la periferia de la ciudad bella, la pobre, la que los dirigentes no se digna en mostrar y la que siempre quieren ocultar en los momentos en que Cartagena comienza hacer protagonista de un hecho importante, Cartanuestra donde los caños sucios, las basuras en las calles y carreteras, donde los trancones, discusiones y malas expresiones adornan nuestro paisaje. Cartanuestra donde los problemas sociales y económicos son el diario vivir, donde vive el proletariado que es el motor de la maquinaria turística e industrial de la ciudad, donde vive la gente alegre donde se realizan las mejores fiestas, donde se encuentra el mejor talento humano el cual imprime el progreso en la ciudad, donde los dirigente y representante solo visitan en tiempos de votación.

En la actualidad, la verdadera heroica, es CARTANUESTRA donde luchamos en contra de las empresas prestadoras de servicios que abusan por su posición, con alzas en sus tarifas, mala prestación de servicio y decisiones convenientes para ellas, como es el caso de Electricaribe, Aguas de Cartagena, Telefónica Telecom y Surtigas. Nuestra ciudad unirá sus dos polos, cuando se empiece a reconocer a los habitantes de cartanuestra como dueños de toda la Urbe y generadores de progreso, cuando se descentralice la ciudad y cuando se avance en educación de calidad y no en cantidad como hasta ahora.