jueves, 16 de agosto de 2012

CIENCIA, CULTURA Y TECNOLOGÍA



 
¿LA IMPORTANCIA DE LA CULTURA, LATINOAMÉRICA Y LOS CONFLICTOS?


Para nadie es un secreto que la cultura, es una actividad de vital importancia para una comunidad, pues, esta marca su nacimiento y posterior desarrollo social.

Pero lo que realmente preocupa, por causa del giro que ha tomado las relaciones internacionales, teniendo como base la economía y partiendo del auge de la globalización donde solo importa el interés particular (evidenciando en cuanto tienes cuanto vales) sin importar, el interés colectivo. Se lleva a una transformación de la visión de cultura a mercancía, con intereses comerciales a manos de particulares y multinacionales la cual se puede explotar, sacando excelentes utilidades. Afectando la capacidad que tiene está para generar valores, significados e instituciones sociales requeridas para la vida en comunidad, tal como lo afirma Guimaraes[1] (que la crisis económica, precisamente las de economía de mercado central planificado, haya sido responsable por la caída del estado omnipresente no puede llevar al disparate de concluir que será esa forma específica de funcionamiento de la economía internacional, la que proveerá las fundaciones de un nuevo tipo de sociedad y de ordenamiento político del estado. De hecho, el mercado nunca ha sido un principio fundacional de la organización social, aunque por cierto condicione el comportamiento económico de los actores sociales en cuanto a productores y consumidores).

Podemos señalar en Latinoamérica a nuestro país Colombia es un claro ejemplo de transculturación a través de mercancía culturales proveniente del exterior, pues en este hermoso y glorioso país llegan y se ven más películas extrajeras (sin contar con los otros productos importados y añadiendo además que nos encontramos a las puertas de un TLC, que inundará el país con productos extranjeros) que nacionales, presentándose el caso que lo extranjero es más valioso frente a lo nacional, presentándose una desvaluación de este ultimo.

Se puede concluir que en ese proceso se presenta una transculturación, siendo esta una de las principales causas de conflicto social al interior de una sociedad, pues al no ser capaces de reconocer lo propio como valioso, se presentan discriminaciones irracionales en el propio núcleo de la comunidad.




¿Qué relaciones se pueden evidenciar entre la ciencia y la tecnología y la diversidad cultural?



Para nadie es un secreto que la cultura, es una actividad de vital importancia para una comunidad, pues, esta marca su nacimiento y posterior desarrollo social.


Partiendo del hecho que todas las acciones que realizamos en nuestro transcurrir diario, consciente e inconscientemente, lo hacemos por una marca cultural, una huella que han dejado nuestros antepasados y que es conocida por muchos nombres como: costumbres, tradición, hábitos, prácticas, rutinas, hasta educación.


Se puede decir entonces, que la cultura no solamente se utiliza para señalar grupos étnicos con tradiciones cerradas a todo, la cultura proporciona un camino de evolución, un camino de progreso y de avance de una sociedad. Tanto así, que la creación e innovación quedan entre dicho, pues estás tienen en su envoltura de novedoso, una marca que lo relaciona con la cultura.


Se puede afirmar entonces, que la cultura está muy relacionada con la ciencia y la tecnología, pues, es el camino para la investigación, para la indagación, que conlleva a los descubrimientos y a las creaciones, a lo “Novedosos”, que a la luz de la sociedad se tornan como descubrimiento y creaciones asombrosas, olvidándose y menos preciando los saberes tradicionales, orales, que propiciaron ese hallazgo, erigiéndose de esa forma la producción capitalista (Industria, Corporaciones, Empresas, entre otras) o científica que toma cada vez más fuerza, frente los saberes culturales. Tal como lo señala el modulo de perspectivas culturales en uno de sus apartes: “Muchas transnacionales han entendido el valor de los saberes tradicionales cuando de investigar y de producir se trata, solo que al apropiárselos a través de patentes, la actitud pasa a ser totalmente contraria y nuevamente se sobrevalora el conocimiento científico, sobre aquel que justamente permitió la producción de medicinas o servicios”.[2]


Cabe entonces resaltar la importancia que tiene la cultura como actividad humana que permite el desarrollo de la sociedad, partiendo de los avances gigantescos que se pueden producir valorando la Cultura como motor de progreso o de avances en el campo educativo, científico, de la medicina, entre otros.


Pero estos avances generan la percepción de días cada vez más cortos, donde la velocidad y la prisa reinan como supremas actividades humanas en una sociedad cada vez más turbulenta.


La velocidad con la cual pasan los hechos, la forma inmediata como son transmitidos, contribuyen para que las personas sean afanadas, deseando desplazarse rápido, impactando en su impaciencia y su desespero, tornándola cada vez más compulsivas, es así como se erige una cultura de agitación en una sociedad en la cual se evidencia cada vez más la pérdida de valores por el impulso acelerado que lleva la misma, en este mundo globalizado o mejor dicho cada día más capitalista. Tal como lo señala (Berman, p4) “esta atmósfera de agitación y turbulencia, vértigo y embriaguez síquicos, extensión de las posibilidades de la experiencia y destrucción de las barreras morales y los vínculos personales, expansión y desarreglo de la personalidad, fantasmas en las calles y en el alma es la atmósfera en la que nace la sensibilidad moderna,..., es el paisaje de un mercado mundial siempre en expansión que lo abarca todo, capaz del crecimiento más espectacular, capaz de un despilfarro y una devastación espantosos, capaz de todo, salvo de ofrecer solidez y estabilidad”.[3]


Existiendo de esta manera una relación directa entre la cultura y la tecnología, siendo esta ultima la que permite la transmisión de los hechos, infiriendo en el comportamiento acelerado y compulsivo de una sociedad capitalista, donde se evidencia el resquebrajamiento de los valores. 


La relación de la cultura con la ciencia y la tecnología no termina ahí, pues, podemos señalar que la tecnología en muchos casos es utilizado como un medio de transformación social y cultural desde los medios masivos de comunicación hasta la música para colocar ejemplos puntuales.


Los medios masivos de comunicación tienen la facultad de cambiar la visión, el punto de vista, la manera de actuar y de pensar de una persona o de un grupo de la sociedad, un claro ejemplo de eso fue: La función que cumplieron los medios en la “primera modernidad” latinoamericana de los años 30-50 que configuraron especialmente el populismo en Brasil, México y argentina[4]. Aunque en la actualidad, embestidos de principios democráticos pero que en realidad responden a agentes económicos, impiden que la función que cumplían en los años 30-50 de entregar un mensaje a la sociedad con el fin de contribuir una cultura de unificada, pues se han dado cuenta de la diversidad de gusto y de pensamiento existente en la sociedad, a la cual deben llegar.


Los medios de comunicación actuales en su proceso de información y  “desinformación”, le permiten a la sociedad actual construir una diversidad de opiniones, de críticas, de pensamiento, propios de los fundamentos democráticos engalanados bajo el espíritu de la libertad de expresión, fortaleciendo y formando cada vez más grupos sociales con forma de actuar diferentes, tal como lo señala el modulo: Por el modo como los medios se relacionan con los públicos pasa, finalmente, uno de los cambios más importantes: la transformación de la cultura de masas  en una cultura segmentada.[5]


Para nadie es un secreto que la música es otra forma de expresión cultural, pero en un mundo globalizado y cada vez más capitalista, las expresiones culturales se tornan comerciales, con el fin de generar utilidades atractivas para cierto grupo empresarial con deseos de crecer en el ámbito comercial, industrial y tecnológico a nivel mundial. Esto lo han entendido las principales potencia económicas, tanto así, que han copado el mercado de sus bienes culturales, lo que de una manera u otra implica una concepción ajena de la propia realidad de los pueblos y digo ajena pues, es la realidad reproducidas por las principales potencias, sin adentrarse de fondo en la forma de vida, en las costumbre de esas comunidades, tal como lo afirma Galeano[6]: “los indígenas norteamericanos deben aprender de su historia por medio de las películas de vaqueros y los negros africanos aprender de la suya desde las películas de Tarzan, cuyo autor nunca conoció ese continente, en un efecto caleidoscópico que omnibula la memoria y la conciencia de numerosos pueblos que carecen de los soportes financieros y tecnológicos para socializar sus perspectivas.


De esta forma le Impiden a la cultura el generar valores, significados e instituciones sociales requeridas para la vida en comunidad.


Se puede concluir entonces, que la cultura tiene una relación directa con la ciencia, pues esta propicia toda investigación que lleva ha hallazgo “Novedosos” para la sociedad y con la tecnología pues el buen uso de esta permite dar a conocer expresiones culturales que pueden enriquecer nuestra manera de concebir la vida.

POR:

Verbel Mercado, Gustavo Rafael
Lic Ciencias Sociales
Universidad de Pamplona
Especialista en Educación, cultura y política
Universidad Nacional Abierta y a Distancia

 


[1] GUIMARAES, Roberto. (1997). Modernidad, medio ambiente y ética: un nuevo paradigma del
desarrollo. ILPES, Santiago de Chile. P. 4. (Modulo de perspectivas culturales)
[2] Lección 1.3.1. Tradición y Creatividad (Modulo de Perspectivas culturales)
Sobre lo comentado por el historiador de la ciencia TOMAS KUHN, durante una conferencia sobre creatividad en la universidad de california.
[3] 1.3.1 tradición y creatividad (Modulo de perspectivas culturales)
[4] Los medios como actores sociales Subtema de la Lectura, Medios y Culturas en el espacio latinoamericano de Jesús Barbero / Donde señala: Que los medios de comunicación respondieron a un proyecto político de constituir estos países en naciones modernas mediante la creación de una cultura y una identidad nacional.
[5] Los medios como actores sociales/Subtema del Art. Medios y culturas en los espacios Latinoamericano – De Jesús Barbero
[6] GALEANO, Eduardo (1992). Cinco siglos de prohibición del arco iris en el cielo americano. Ser como ellos. Tercer Mundo S.A. Bogotá. – MODULO DE PERSPECTIVAS CULTURALES