miércoles, 14 de noviembre de 2012

Perspectivas de crecimiento de un pueblo llamado Malagana Bolívar




Cuando una población crece, crecen los problemas sociales, económicos y políticos. Los primeros en ser atendido son los sociales en especial lo correspondiente a los jóvenes, los cuales son propensos a caer fácilmente en dichos problemas…

Una verdadera forma para tratar este tema es a través de la DESCENTRALIZACIÓN SOCIAL DE UN TERRITORIO, la construcción de otra cancha múltiple microfútbol-baloncesto-voleibol, en  nuestra malagana descentralizaría la población la cual buscara por expandirse y crecer MÁS a lo ancho de este lindo pueblo incentivando aun más las practicas deportivas en la capital del mango con la ejecución de campeonatos de microfútbol, baloncesto y volibol.

La JAC del pueblo en su comité de deporte en cabeza de su coordinador tendría que conformar un excelente grupo con las personas amantes del deporte, para que llevaran acabo la ejecución de campeonatos continuos.  Por otra parte, para las fiestas del pueblo viendo el poco apoyo cultural y financiero del municipio para con malagana, la institucionalidad de las fiestas a través de una fundación cultural sería esencial para que estas tradiciones y costumbres no se pierdan en futuros generaciones,  entre otras cosas porque una fundación se constituye sin animo de lucro, la cual a lo largo del año recaudaría dinero a través de campeonatos, cerveceros, bingos, entre otras actividades y se dejaría la dependencia, para de esta manera comenzar un camino de independencia municipal.

Regresando a la descentralización con la construcción de una cancha múltiple se puede afirmar que no solo se daría en lo social, sino también en lo económico, pues generaría trabajos informales, como la mesa de frito, la venta de raspado, de helado, entre otros.

La plaza de un pueblo es irremplazable, pero un pueblo necesita ser descentralizado para su proyección futura como municipio.

Hoy veo con mucha expectativa a malagana un pueblo con todas las condiciones para crecer muy por encima de su municipio, con excelente posición geográfica a orillas de la troncal de occidente que paradójicamente no ha generado el impulso comercial de otras poblaciones vecinas las cuales tienen negocios de comidas rápidas, restaurantes e inclusive cantinas.

Todo esto suena bonito pero hace falta el poder político que pesa, cuando Colombia estaba bajo el yugo español estos últimos no construían escuelas, el acceso a la educación era sumamente restringido, era necesario complementar estudios en “la patria madre”. A los españoles no les convenía que “los indios salvajes” se desarrollaran porque como decimos en la costa la teta de oro se les iba. La pregunta es: ¿Será que el Municipio Mahates permitirá que Malagana se independice?

Voluntad política por parte de todos los representantes del pueblo trabajando en coalición por el bien común de esta población sería lo fundamental seguido de la petición de sus habitantes a vox populi, pues como lo dijo el caudillo de américa: “la voz del pueblo es la voz de Dios".